Tinéu ciudad

Tinéu


ciudad


Tineo (en asturiano: Tinéu) es un concejo de la comunidad autónoma del Principado de Asturias, en el norte de España; también es una parroquia y una villa de dicho concejo. El concejo de sitúa en el occidente de Asturias; está dividido en 44 parroquias que comprenden un total de 340 núcleos de población, aunque la gran mayoría no supera los 80 habitantes. La población total del concejo es de 8857 habitantes.[1]​ La villa de Tineo, a 652 m de altitud y con 3682[2]​ habitantes, es la capital administrativa del concejo. El territorio de Tineo tiene una superficie de 540,83 km² y una densidad de población de 17,36 hab/km²,[3]​ siendo el segundo concejo más grande del Principado de Asturias y uno de los de más baja densidad de población. Linda con los concejos de Valdés al norte, Cangas del Narcea al sur, al oeste con Villayón y Allande/Ayande, y al este con Salas, Belmonte de Miranda/Balmonte y Somiedo. El concejo de Tineo es uno de los mayores productores de leche del Principado de Asturias, con un amplio sector agrario. Cuenta con varias celebraciones destacadas, como las fiestas de San Roque, San Pedro, la feria del Chosco, la Feria de Muestras de Tineo o ferias ganaderas como la de San José. Paleolítico Ya desde tiempos prehistóricos el territorio de Tineo tuvo presencia humana entre los años 100 000 - 80 000 a. C., según vestigios encontrados en el dolmen de Baradal, un ídolo y hacha achelense. La etapa neolítica es la que más restos arqueológicos de importancia nos deja, como así lo demuestran diversos campos tumulares encontrados en la sierra de Cabra, la Curiscada, Bustellán, Fastias, Tamallanes, Bones, Campiello, el Baradal o Merillés. Asentamientos Agrícolas Pueden fecharse entre los 4000-2000 a. C. Dejaron rastros de su existencia, modos de vida y creencias como el ídolo de la fertilidad de las Panaciegas y enterramientos dolménicos en Baradal, Merillés y Folgueirúa. Calcolítico y Edad de Bronce Se conserva en el Museo Arqueológico de Asturias el llamado puñal de Tineo y en el Museo Británico se encuentra el hacha de Navelgas. Asentamientos Castreños Hacia el 900 a. C., se inician con la llegada de tribus indoeuropeas y la mezcla de razas, la cultura castreña ha dejado abundantes restos en topónimos y poblamientos, se tiene constancia de la aparición de al menos una quincena de asentamientos fortificados repartidos por todo el territorio, creyéndose que comenzaron a edificarse en el neolítico, siguieron durante la Edad del Bronce, llegando a alcanzar su máxima plenitud en la Edad del Hierro. Algunos de estos asentamientos son los de Riocastiello, el Fresno o La Barca, la tribu dominante es la de los Pésicos astures asentados entre el Nalón y Navia. Desde el 29 ac al 409 dc fue el periodo de dominio romano, una vez vencidos los Pésicos la colonización romana trajo consigo las primeras explotaciones de minerales, especialmente explotaciones auríferas, siendo de gran importancia las de Navelgas y Cerredo. También procede de esta época la primera calzada que atravesaba el concejo, así como diversos topónimos locales y diversas monedas, aras, lápidas, estelas y hasta la construcción de algún que otro acueducto. La toponimia parece indicar la presencia de villas romanas como la de Semproniana que sería villa de Sempronio, en Tamallanes están los restos de una antigua mansión romana. Los Suevos Desde el año 409 al 581, Los suevos anexionan el territorio de Tineo y el antiguo territorio Pésico al reino que recién fundado en Galicia, quedan pocos rastros de este periodo a pesar de que abarca 3 siglos, con la llegada de los Árabes a Asturias, Tineo y la Zona occidental queda bajo el dominio Árabe hasta la llegada del Reino Asturiano. Acerca de la presencia visigoda en la zona, han aparecido unos tremises acuñados a nombre de los reyes Gundemaro (610-612) y Sisebuto (612-621). Siglo VIII Se creía que la primera noticia documental de Tineo procedía de la fundación del monasterio de Obona por el príncipe Adelgaster, hijo del rey Silo, en el año 780, pero se ha demostrado la falsedad de tal escritura, teniendo, no obstante el monasterio una antigüedad considerable, como así lo prueba su existencia en el siglo X. Alfonso II derrota a los Árabes en las inmediaciones de Tineo, y fortifica la plaza del donde se situará el ayuntamiento (año 794). Siglo IX Tineo ostenta jurisdicción condal y judicial (año 899). Según un documento del Monasterio de Corias, Bermudo I y su esposa fueron enterrados en una pequeña iglesia de Ciella, cercana a Brañalonga; posteriormente se trasladaron sus restos a Corias (aunque posiblemente se refiera a Bermudo II). Siglo X Durante los siglos XI y XII se conocía el territorio como "las Asturias de Tineo" (cum tota Tinegia Asturiis); (in tota illa terra de Tineio, uidelicet de Cabruniana usque in Lectaregos & usque in illa aqua de Nauia). Fundación del monasterio de San Miguel de Bárcena, al que Alfonso V concede el derecho de montazgo (Año 937); A este siglo pertenecen varias donaciones efectuadas a poderes eclesiásticos, como las realizadas por Alfonso III y que incluía al monasterio de Santa María y el de Arganda, o las realizadas por el rey Fruela y que incluían varias iglesias, así como los monasterios de San Esteban de Sobrado, San Facundo y San Félix con todos sus territorios, al final de este siglo se inicia la ruta Jacobea que atraviesa Tineo. Siglo XI En 1010 se crea el primer señorío eclesiástico de Asturias por delegación regia al monasterio de San Miguel de Bárcena. Alfonso VI conoce a Jimena Muñoz, teniendo dos hijas, Elvira Alfónsez y Teresa de León, llegando esta última a ser madre del primer rey de Portugal, Alfonso I. El conde Piniolo Jiménez funda el monasterio de monasterio de Corias, que bajo la regla de San Benito alcanzará renombre. El Cid Campeador se casa con Jimena Díaz, hija del Diego Fernández . Se configura claramente el "Comisso de Tineggio", al frente del cual había condes, tenientes y gobernadores, apareciendo en el testamento de Petrus Alvariz y su esposa, la confirmación del padre y la madre del monarca portugués como "Imperantes Tineggio". Siglo XII En 1115, representantes tinetenses acuden a la junta de Oviedo convocada por el obispo Pelayo, a fin de que se neutralizasen las acciones malhechoras que se estaban dando por todo el territorio. En el año 1125 el conde Suero Bermúdez gobernaba todo el territorio desde la Cabruñana hasta el río Eo. En el año 1144, Urraca la Asturiana se convierte en reina de Pamplona por su matrimonio con García Ramírez de Pamplona. En el año 1178 el rey Fernando II dona al monasterio de San Vicente en Oviedo, su realengo de Tineo denominado Vallongo y Vega del Rey. Siglo XIII Es en el siglo XIII cuando tiene lugar la concesión de la carta Puebla a Tineo, que concede al monasterio de Obona el privilegio y el encargo de alojamiento exclusivo de los peregrinos jacobeos, por mediación del rey Alfonso IX, un enamorado de las tierras del concejo; También de dicho año pertenece la orden dictada por el rey mediante la cual se obligaba a quienes peregrinaban a Santiago de Compostela, el paso por Tineo, y más concretamente por delante del monasterio de Obona (Año 1222). A partir de la segunda mitad del siglo XIII, está la figura del Merino Real cuya sede en este territorio parece estar en Tineo; constituía el órgano de apelación del occidente de Asturias (hasta el "honor de Suarón", lo que hoy son Los Oscos, Castropol...); este dependía a su vez del Merino o Adelantado de Asturias. En 1267 aparece como titular de este cargo Alvar Pérez de Cornás. En 1277, tiene lugar en la localidad de La Espina, la firma de varias pueblas del centro-occidente, entre las que se encontraba Tineo, de una carta de hermandad en la que se comprometían en la defensa de los intereses comunes. En 1295 el rey Fernando IV de León y Castilla, gracias al apoyo recibido durante las revueltas, confirma los privilegios a varios concejos que lo apoyaron y entre los que se encontraba Tineo. Siglo XIV y XV El 15 de octubre de 1369 Enrique II de Castilla concede los terrenos de Cangas, Allande y Tineo al adelantado de León y Asturias Pedro Suárez de Quiñones, siendo devueltos dichos territorios a la corona nuevamente en tiempos de Enrique III de Castilla. Después de muchas peleas y ganas de apoderarse de los concejos de Cangas y Tineo, por parte del conde de Luna, Diego Fernández de Quiñones, el rey se los cede al caballero Francés Armagnac en recompensa por los servicios prestados, siendo estos restituidos ya definitivamente a la corona en el año 1533. En el año 1462 Cédula de Enrique IV por la que manda restituir al Conde de Armeñaque las villas de Cangas y Tineo y da por nula la venta que había hecho a Don Juan Manuel. En 1476 Autos de jurisdicción hechos en la Puebla de Tineo, uno por el juez del Conde de Armeñaque y otro por el del Conde de Luna. En 1483 se recibe una carta de seguro de la Reina Católica para los procuradores de Cangas y Tineo que litigaban con el Conde de Luna. En 1483 se otorga una Escritura por el Conde de Luna en que se compromete a dejar los debates y pleitos que seguía sobre las villas de Cangas, Tineo, Ribadesella y Llanes. En 1490 Cédula de los Reyes Católicos en que prometieron guardar el asiento y capitulación que hicieron con Diego Hernández de Quiñones, por el cual este entregó a S. A. las villas de Cangas y Tineo (Diego Hernández de Quiñones murió al año siguiente, en 1491). En 1494 Comisión a Fernando de la Vega, corregidor de Asturias, para que nombre merino "que sea buena persona", a petición del concejo de Tineo. Siglo XVI En el año 1518 el tinetense García Fernández da muerte a Barbarroja, recibiendo privilegio de armas y escudo. En 1579, durante el proceso desamortizador emprendido por Felipe II, el coto de San Miguel de Bárcena pasó a manos de Diego García de Tineo, señor y mayorazgo de la Casa de Tineo. Un poco más tarde, se integra en el concejo el antiguo coto señorial de Bárcena y 22 años después el concejo, gracias a la mediación del apoderado Diego García se consigue que este tenga voz y voto, estando en el asiento 35. Siglo XVII En año 1601 Tineo obtiene voz y voto en las Juntas Generales del Principado y Tineo se organiza administrativamente. Siglo XVIII En el año 1723 nace en Sorriba el conde de Campomanes, Pedro Rodríguez Campomanes. En el año 1784 nace en Tuña Rafael del Riego Flórez, más conocido por el general Riego. Siglo XIX En 1823 muere el general Riego ahorcado, El 7 de agosto de 1823, tropas francesas invadieron Tineo y acabaron con el Trienio Liberal iniciado por Riego. Ya en el siglo XIX, tiene lugar la integración de los últimos cotos señoriales, con la incorporación en 1827 de los cotos de Obona, Sangodeño y Mirallo. En 1851 el tinetense Santiago Fernández Negrete es nombrado ministro de Comercio y sucesivamente de Gracia y Justicia. Otros hechos importantes acaecidos durante esta centuria son las guerras de la Independencia, con presencia de tropas tinetenses en el frente contra la invasión francesa, y las distintas batallas Carlistas, también con diversos disturbios acaecidos en el concejo. Siglo XX En el año 1912 se derrumba el castillo de Tineo por acuerdo municipál. Ya en el siglo XX, destacar la figura del primer alcalde de la Segunda República, José Francisco Maldonado González, cuya azarosa trayectoria política le llevaría a ser el último Presidente de la República en el exilio; durante la Guerra Civil, Tineo fue ocupado por las columnas gallegas el 25 de agosto de 1936. También sufrió las consecuencias de la Civil española, aunque afortunadamente el concejo se recuperó de manera satisfactoria convirtiéndose Tineo en un referente de todo el occidente Astur, aunque también sufrió un fuerte éxodo rural.

© wikipedia

Tinéu es es un punto de parada El Camino Primitivo Tu puedes alcanzar Santiago de Compostela in 13 dias.

dónde dormir

ver la lista completa