Sangüesa / Zangoza ciudad

Sangüesa / Zangoza


ciudad


Sangüesa (en vasco y de forma cooficial Zangoza)[2]​ es una ciudad y municipio español de la Comunidad Foral de Navarra, cabeza de la merindad homónima, la cual está situada en la Navarra Media Oriental, en la comarca homónima y a 45 km de la capital de la comunidad, Pamplona. Su población en 2017 era de 5002 habitantes (INE). La ciudad se localiza en una terraza de la margen izquierda del río Aragón, en el que desemboca el río Onsella. Aparte de por la ciudad de Sangüesa, el municipio está compuesto por las localidades de Rocaforte y Gabarderal, que a principios de 2018 sumaban entre ambas una población de 168 habitantes. Al primitivo asentamiento conocido como Sangüesa la Vieja que se ubicaba en Rocaforte, el rey Sancho Ramírez concedió hacia el año 1090 el fuero de Jaca y Alfonso I el Batallador lo extendió en el año 1122 al denominado Burgo Nuevo, el cual se desarrolló en el emplazamiento actual de la ciudad. El título de ciudad lo obtuvo en 1665 tras una merced real y el pago de 6000 ducados. En su término se han encontrado restos arqueológicos datados en la Edad del Bronce. Los hallazgos consisten principalmente en hachas pulimentadas y diversos materiales de sílex de yacimientos al aire libre. Algunos autores creen que el emplazamiento de la ciudad de Corbio, capital de los suessetanos estaba cerca del emplazamiento actual de Sangüesa.[16]​ Los suessetanos eran un grupo céltico de origen galo cuyo asentamiento se extendía por las vecinas tierras aragonesas.[17]​ De la época romana se han localizado numerosos asentamientos en su término en los lugares de los Cascajos, El Castellón, Fillera-El Regadío, Linás, Mongallés, Puy d'Ull, Ribas Altas, El Real, San Babil, Santa Eulalia, El Sasillo, Vadoluengo, Valdecomún, Valdeplanzón y Viloria. Los hallazgos más destacados encontrados perteneciente a esta época son: Un cabezal de caballo de bronce, de estilo etrusco el cual se conserva en el Museo Arqueológico Nacional, un busto de Artemisa elaborado con mármol blanco del siglo II y una terracota bastante mutilada que parece reproducir a una Minerva. En el puente sobre el río Aragón existe una lápida romana con la inscripción «cornelia sibi et cornel».[16]​ La primitiva villa denominada Sangüesa la Vieja se identifica con la actual Rocaforte. No obstante, hacia el año 882 tenemos noticia de Onneca "de Sancosa" (Sangüesa), una "rebelde" (según texto provisto por Sánchez Albornoz), que da cuenta de la existencia de un primitivo núcleo urbano. Ya en el siglo X Sangüesa desempeñó un importante papel defensivo contra los musulmanes en los accesos al Reino de Pamplona [cita requerida]. El rey Sancho Ramírez concedió hacia el año 1090 al primer núcleo de población el fuero de Jaca y Alfonso I el Batallador lo extendió en el año 1122 al denominado Burgo Nuevo, el cual se desarrolló en el emplazamiento actual de la ciudad. Su emplazamiento próximo a la frontera del Reino de Aragón hizo que Sangüesa fuera una importante plaza defensiva. El 1312, en la Batalla de Valdoluengo, los sangüesinos tomaron a los aragoneses el pendón. Por ello el rey Luis el Obstinado les concedió las barras a su escudo y el título de «La que nunca faltó».[18]​ A mediados del siglo XIII reinando Teobaldo II, el Reino de Navarra se divide en merindades y Sangüesa fue la cabeza de la merindad de su nombre. En el año 1430, la reina Blanca le otorgó los privilegios de mercado para reparar los daños causados por una crecida del río Aragón. Tuvo siempre asiento en las Cortes de Navarra por el brazo de las Universidades o buenas villas.[16]​, ocupando uno de los primeros asientos: así aparece en cuarto lugar en la convocatoria de 1525 y el quinto en la última llamada a Cortes en 1829[19]​ Tras la incorporación de Navarra a Castilla a comienzos del siglo XVI, Sangüesa dejó de ser una importante plaza fronteriza. Durante el siglo XVI mantuvo su asiento de las antiguas Cortes de Navarra. En Sangüesa se celebraron algunas de las últimas sesiones antes de la invasión castellana en los años 1503 y 1507 y tras esta en 1530, 1551 y 1561, pero no volvería a albergarlas hasta 1705, en que lo hizo por última vez ya que estas desaparecieron tras la Ley Paccionada de 1841. En el año 1562 los sangüesinos compraron los molinos y la presa, que eran propiedad de la corona, por 1800 ducados y en 1665 Sangüesa adquiere el título de ciudad por 6000 ducados.[16]​[20]​ Durante la Guerra de Sucesión, casi todo el Reino de Navarra se declaró partidario de Felipe de Borbón. Durante el trascurso de esta, la ciudad fue saqueada por las tropas de su opositor, el archiduque Carlos de Austria en 1710, que la habían sitiado previamente.[16]​ Durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), las tropas del guerrillero Francisco Espoz y Mina desbarataron el 11 de enero de 1812 el ejército de 2000 hombres con que el francés Abbé, gobernador de Pamplona, pretendía alcanzar Sangüesa en las proximidades de Rocaforte. En lo referente a comunicaciones destaca la apertura de la carretera a Pamplona que había comenzado en 1797 y la de Sos del Rey Católico que se abriría en 1842. En 1820 se crean los partidos judiciales, que en el caso de Navarra coincidieron en término con las merindades. Sin embargo en este caso la capital del que abarcaba el término de la Merindad de Sangüesa se situó en Aoiz.[16]​ Durante el siglo XIX también fue escenario de las Guerras Carlistas. El 30 de mayo de 2003 se produjo un atentado de la banda terrorista ETA que acabó con la vida de dos policías. Hay constancia de numerosas riadas por crecidas del río Aragón a su paso por la ciudad, como constan las de los años 1330, 1430, 1582, 1634, 1739 y 1787. Causa de esto es que la ciudad se sitúa a orillas del río Aragón y, como no podía ser de otra manera, el río se sale de su cauce e inunda los edificios que están junto al río (Por la riada de 1430 la reina Blanca I de Navarra le otorgó los privilegios de mercado). La más catastrófica fue sin duda la ocurrida entre la noche del 24 y la madrugada del 25 de septiembre de 1787. Los troncos de las almadías (balsas de troncos para transportarlos desde la montaña al valle) hicieron una represa en el puente de piedra de Yesa, que se rompió, y el agua pasó por encima de las murallas cubriendo las calles y llegando a los dos metros de altura. Murieron 556 personas (el 18 % de la población) y quedaron destruidos 428 de los 465 edificios existentes. Por esta catástrofe se proyectó cambiar el emplazamiento de la ciudad a una posición más segura a salvo de las crecidas. El proyecto no construido para esta Nueva Sangüesa fue diseñado por Santos Ángel de Ochandategui.[21]​

© wikipedia

Sangüesa / Zangoza es es un punto de parada El Camino Aragonés Tu puedes alcanzar Santiago de Compostela in 29 dias y Puente la Reina / Gares in 2 dias.

dónde dormir

ver la lista completa